Vehículos eléctricos, instalar un punto de recarga en el garaje

Home / Blog / Vehículos eléctricos, instalar un punto de recarga en el garaje
Vehículos eléctricos, instalar un punto de recarga en el garaje

Sigue el aumento en ventas de los vehículos eléctricos con cada vez más modelos entre los que elegir. En todo este tiempo las baterías, y también la autonomía, han evolucionado mucho, y todavía van a evolucionar un poco más en los próximos 5 años.

Tener un vehículo eléctrico hoy en día es imprescindible que disponga de un punto de recarga en su plaza de garaje.

La recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia) está todavía poco extendida, así que la mayoría de los puntos de recarga de los aparcamientos de uso público son de recarga normal (entre 10 A y 16 A, hasta 3,7 kW de potencia), o con suerte de recarga acelerada (6,9 kW) o semi-rápida (hasta 22 kW). Los afortunados poseedores de un coche eléctrico Tesla disfrutan de su propia red de recarga super-rápida (a 120 kW de potencia), pero esta está pensada más para hacer viajes, que para recargar al lado de casa.

Con un enchufe convencional, de tipo doméstico y conector schuko, de 16 A y toma de tierra, ya se puede recargar un coche eléctrico. Este tipo de enchufe sirve para lo que se viene a denominar recarga ocasional (que suele limitarse a 10 A y unos 2,3 kW de potencia). Lo más relevante en este caso es que la instalación de toma de tierra de la línea que alimenta ese enchufe esté bien instalada.

La normativa, la ITC BT-52 establece que para tener una estación de recarga (ya sea un wallbox o base mural, ya sea un punto de recarga simple), habrá que instalar un circuito exclusivo. Este circuito no podrá superar los 9,2 kW de potencia.

De todos modos para poder recargar a más velocidad lo suyo es instalar una base mural de recarga, también conocida por su nombre en inglés wallbox, que cuenta con un conector específico para la recarga de coches eléctricos. Esta base funciona desde 16 A, unos 3,7 kW de potencia, aunque admite más potencia de recarga, lo cual implica una instalación con cable con mayor sección (y un suministro eléctrico también de más potencia, como es obvio). Este tipo de conector da la posibilidad además de comunicación e integración en una red eléctrica inteligente (smartgrids) para los vehículos eléctricos.

En una vivienda unifamiliar la inversión es la menor de todas las posibles, y puede estar entre cero euros, si podemos usar directamente el enchufe que ya hay en la cochera, y alrededor de unos 500 a 750 euros, si se instala un base mural de recarga (aunque también puede ser más si se instala una base especial más exclusiva).

La cosa cambia un poco si hablamos de edificios de nueva construcción: el Real Decreto 1053/2014 establece que en los garajes comunitarios de edificios de viviendas debe haber una preinstalación, es decir, una conducción común para luego hacer más fácilmente las derivaciones a cada plaza de garaje. Ojo, porque no obliga a que haya estaciones de recarga propiamente dichas.

En cambio en los aparcamientos nuevos, de flotas, empresas, oficinas y uso público, es obligatorio que haya 1 estación de recarga cada 40 plazas de aparcamiento.

EN UNA VIVIENDA UNIFAMILIAR CON GARAJE PODRÍAMOS APAÑARNOS UN PUNTO DE RECARGA INCLUSO ‘A COSTE CERO’, ENCHUFANDO EL COCHE A UNA TOMA DE CORRIENTE DE 16 A MEDIANTE UN CABLE DE RECARGA OCASIONAL, PERO EL REGLAMENTO DICE QUE DEBEMOS TENER UN CIRCUITO EXCLUSIVO

Ahora bien, si queremos cumplir con la normativa, la ITC BT-52 establece que para tener una estación de recarga (ya sea un wallbox o base mural, ya sea un punto de recarga simple), habrá que instalar un circuito exclusivo. Este circuito no podrá superar los 9,2 kW de potencia.

De todos modos para poder recargar a más velocidad lo suyo es instalar una base mural de recarga, también conocida por su nombre en inglés wallbox, que cuenta con un conector específico para la recarga de coches eléctricos. Esta base funciona desde 16 A, unos 3,7 kW de potencia, aunque admite más potencia de recarga, lo cual implica una instalación con cable con mayor sección (y un suministro eléctrico también de más potencia, como es obvio). Este tipo de conector da la posibilidad además de comunicación e integración en una red eléctrica inteligente (smartgrids).

 

PARA INSTALAR UN PUNTO DE RECARGA EN UN GARAJE COMUNITARIO, SOLO ES NECESARIO INFORMAR POR ESCRITO AL PRESIDENTE.

La Ley de Propiedad Horizontal se modificó para simplificar y facilitar la instalación. El 23 de noviembre de 2009 se publicó en el BOE número 283 la Ley 19/2009, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios, y en su artículo tercero se modifica la Ley de Propiedad Horizontal para que no haya que someter la instalación a la aprobación de una junta de propietarios.

Siempre y cuando este punto de recarga esté conectado al contador particular del cliente.

En el caso de que tenga que conectarse al contador comunitario si que será necesaria la aprobación por parte de la comunidad y esta será la encargada de cobrarle al cliente los costes del suministro. En Enerluz disponemos de técnicos especializados en la recarga de vehículos eléctricos, no dude en ponerse en contacto con nosotros para el calculo de estos costes o bien para facilitarle una tarifa plana>> contactar

 

caja-carga

WALLBOX (o base mural de recarga)

El wallbox  puede ser de diferentes maneras: por ejemplo con manguera con cable y conector específico para el vehículo eléctrico que vamos a recargar (con varios metros de longitud de cable para llegar sin problemas), o bien con tomas de recarga sin más, una o varias, con diferentes conectores (o sea, varios “enchufes”), donde enchufar el cable de recarga del vehículo.

Hay que tener presente que no todos los vehículos eléctricos tienen el mismo tipo de conector de carga. Las motos y cuadriciclos eléctricos suelen utilizar el conector schuko (el doméstico), mientras que los coches eléctricos, furgonetas eléctricas e híbridos enchufables suelen utilizar el conector Tipo 1 (también conocido por Yazaki), por ejemplo Nissan, Mitsubishi o Chevrolet y Opel, o bien utilizar el conector Tipo 2 (también conocido por Mennekes, por ejemplo Renault, Volkswagen, BMW, Mercedes-Benz o Tesla (no es exactamente un Tipo 2, pero es compatible).

Como la idea es recargar el coche eléctrico durante la noche, en tarifa valle, cuando la electricidad cuesta menos, es poco probable que coincida la recarga del coche con otros consumos, así que puede que con la potencia eléctrica contratada que tengas actualmente sea suficiente. Si es muy justo, ten presente que con los precios actuales del término de potencia con la tarifa oficial PVPC para potencias hasta 10 kW (enero 2018), contratar 1 kW más de potencia te costaría al año unos 53,50 euros más (impuesto especial de la electricidad e IVA incluidos).

De momento el auge sigue en aumento de la venta de los vehículos eléctricos, en los próximos años veremos el despegue definitivo de esta tecnología, gracias sobre todo a las ayudas y subvenciones para su compra.

¿QUIERES PAGAR MENOS EN LA FACTURA ELÉCTRICA DE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS?

Enerluz disponemos de técnicos especializados en la recarga de vehículos eléctricos, infórmese de nuestra tarifa plana>> contactar